Entrega gratuita a domicilio a partir de 35€

CA EN ES
0

Tu carrito está vacío

Santiveri

Arcilla Verde Natural en Polvo Santiveri 375 g

Condiciones para España y Portugal:
  • - Envío gratis para pedidos superiores a 35€
  • - 4€ de gastos de envío para pedidos inferiores a 35€
  • - Entrega en 1 o 2 días laborables en España
Perfecta para preparar mascarillas faciales.
Recomendada para pieles con tendencia acneica.
Propiedades regeneradoras.
Alivia abscesos, quemaduras y dolores articulares y musculares.
  • Formato:375 g
  • País:Spain

Perfecta para preparar mascarillas faciales.
Recomendada para pieles con tendencia acneica.
Propiedades regeneradoras.
Alivia abscesos, quemaduras y dolores articulares y musculares.

  • La arcilla verde de Santiveri es perfecta para aplicaciones cosméticas, en forma de mascarilla.
  • De la arcilla destaca su capacidad para eliminar las toxinas que se acumulan en el interior de la piel, lo que es muy útil especialmente en pieles con tendencia acneica.
  • Sus propiedades regeneradoras la convierten además en un producto ideal para cuidar las pieles con problemas.
  • También puedes aprovechar su poder de absorción del calor para aliviar ciertos malestares, como abscesos, quemaduras y dolores articulares y musculares.

Aplicación

Preparación de la pasta de arcilla: Verter la cantidad deseada de arcilla en un recipiente no metálico. Añadir un volumen de agua (si es posible, mineral) que cubra totalmente la arcilla. Dejar reposar alrededor de media hora, después remover con una espátula no metálica hasta obtener una pasta fina.


Mascarillas faciales: Aplicar una capa gruesa sobre la cara y el cuello evitando el contorno de ojos y labios. Dejar actuar durante 15 minutos aproximadamente, sin permitir que la mascarilla seque completamente sobre la piel. Aclarar con agua tibia y secar la piel con una toalla de algodón. Para completar el tratamiento aplicar crema hidratante Cattier.


Cataplasmas: Con una espátula no metálica, extender una capa de arcilla de 2 a 3 cm de espesor sobre un tejido natural. Aplicar la cataplasma directamente sobre la piel y fijarla con un vendaje suave. Si la piel está irritada, poner una gasa fina entre la piel y la arcilla. Cuando la cataplasma esté casi seca, retirarla y eliminar los restos de arcilla con agua tibia, después secar la piel con una toalla de algodón.


Baños para suavizar la piel: Verter de una a dos cucharadas de arcilla en un vaso grande de vidrio, añadir agua mineral y agitar con una cuchara no metálica. A continuación, agregar la mezcla al agua del baño. Se puede utilizar junto con aceites esenciales.

Ingredientes

Arcilla verde.