Tel: 938 73 28 40 L–V 10:00–13:30, 17:00–20:30

Nutricosmética


Hoy en día cada vez más estamos más concienciados en conseguir una buena salud y un buen aspecto físico, esto es relativamente fácil si se cuida el cuerpo con ejercicio y una buena alimentación, aportándole aquellos nutrientes que no podemos fabricar por nosotros mismos y que muchas veces por el desorden alimentario y el stress no ingerimos. Es evidente que no podemos parar el proceso de envejecer y aunque nuestro cuerpo tenga mecanismos para regenerarse estos con la edad se vuelven más lentos, por eso gracias a los nutracéuticos y a la nutricosmética nos podemos ayudar para frenar un poco más este proceso, un ejemplo serian los antioxidantes.


El nutracéutico es un conjunto de sustancias, como vitaminas, oligoelementos, minerales, antioxidantes..., que el cuerpo no puede fabricar y los tenemos que ingerir a través de la alimentación o a partir de complementos vitamínicos. Dentro de los nutracéuticos están los nutricosméticos que nos ayudan a mejorar nuestro aspecto desde dentro, a partir de componentes naturales.


Según el prestigioso dietista, inmunólogo y pediatra Manuel Jiménez Ucero, actualmente en USA y en Japón los nutracéuticos y la nutricosmética están pisando fuerte, sobretodo por la presión social, ya que no tienen componentes químicos y por lo tanto sabemos que el cuerpo los asimilará sin ningún problema, además son componentes que en el mayor de los casos están a mil veces de su potencial tóxico. Es decir uno de los factores más importantes es su inocuidad, pero eso conlleva ser persistente, si se busca un efecto visible será a partir de mes, mes y medio, su efecto intenso se verá a partir de los tres meses, y a partir de los seis meses la piel será muy distinta. Para ver resultados el prestigioso dietista, inmunólogo y pediatra Manuel Jiménez Ucero recomienda hacerse 3 fotos durante estos periodos de tiempo.

 

Enlaces de interés y fuente de información: Entrevista con el prestigioso dietista, inmunólogo y pediatra Manuel Jiménez Ucero.

Ir a la entrevista

 

A continuación te explicamos los beneficios de algunas vitaminas, minerales y oligoelementos:


Betacarotenos
:

Antioxidantes precursores de la vitamina A que se encuentran principalmente en las zanahorias, calabazas y espinacas; contribuyen al mejoramiento del color de la piel, fortalecen del cabello y previenen la formación de manchas seniles. Se toman como complemento para mejorar y mantener el bronceado sin tanta exposición al sol.

 

Biotina:

Coenzima del complejo B (B8). La biotina es esencial en el cuidado de la piel, las uñas y el cabello, su deficiencia está relacionada con la dermatitis y la alopecia; se encuentran en casi todos los alimentos, especialmente en levadura de cerveza, queso, soja, yema de huevo y espinacas.

 

Vitamina E:

Es el antioxidante por excelencia que debería ser parte de la dieta diaria de todas las personas, se la conoce como la vitamina de la belleza ya que tiene propiedades regenerativas, por lo que contribuye al cuidado de todo el cuerpo. Favorece la nutrición y oxigenación de la piel y evita el envejecimiento. Favorece la formación de nuevos capilares que ayudaran a la reconstrucción tisular en caso de cicatrices y evita la formación de queloides. Esta vitamina se consigue en frutos secos como las almendras y las nueces, así como en aceites vegetales de girasol o soja.

 

Vitamina C:

Vitamina que interviene en la formación de colágeno, influyendo así sobre la capacidad de cicatrización de la piel y mucosas, la curación de heridas y fracturas. Previene la formación de estrías y arrugas.

 

Bioflavonoides:

Aumentan la eficacia de la vitamina C, evitan su oxidación y elevan su eficacia en la síntesis de colágeno. Adecuado también en trastornos de fragilidad capilar y problemas de mala circulación en general, piernas pesadas, "arañas", vasculares por capilares rotos, varices, hemorroides... En herpes labial por frío o fiebre, junto con vitamina C, evitan la formación de vesículas y acortan el tiempo de curación. Se encuentra en la mayoría de alimentos coloreados, con pigmentos no-carotenoides, rojos, azules, naranjas y amarillos, albaricoques, cerezas, uvas, naranjas, limones, mandarinas, pomelos, melones, cebollas, ajos, apios, pimientos verdes, tomates, brocoli y guindillas.

 

Azufre:

Mineral que se utiliza en trastornos de piel y faneras (cabello, unglas y piel), seborreas, acné y psoriasis.

 

Zinc:

Este mineral nos puede ayudar en casos de acné, la vitamina D favorece su absorción. También es útil en dermatitis exfoliativas, psoriasis, dermatitis seborreica y caspa, retrasos de cicatrización y alopecias.

 

Selenio:

Potente antioxidante, aumenta su absorción si se toma junto con la vitamina E y previene el envejecimiento.

 

Silicio:

Mineral que fortalece los tejidos y previene la aparición de estrías. Se encuentra principalmente en todas las células de nuestro organismo, especialmente en el cerebro y tejido conjuntivo, colágeno y fibras elásticas de tendones, ligamentos, cartílagos y paredes arteriales. También en faneras (piel, unglas y piel) y dientes. En cosmética y dermatología se utiliza como prevención de arrugas, piel deshidratada y flácida, estrías, queloides y cicatrices abultadas, fragilidad cabello y uñas, heridas y cicatrices.